Fuente: La República

El general PNP Max García Esquivel, exjefe de la II Macro Región Policial Lambayeque, y el suboficial Ray Velásquez deberán cumplir 15 meses de prisión preventiva por la comisión del delito de cohecho pasivo impropio en el ejercicio de la función. En julio de este año, ambos fueron denunciados por empresarios discotequeros de exigirles el pago de ‘cupos’ de hasta 3.000 soles para evitar intervenciones en sus establecimientos.

La Fiscalía solicitó la medida ante el Décimo Juzgado de Investigación Preparatoria Especializada en Delitos de Corrupción de Lambayeque, en audiencia que inició la mañana de este 3 de agosto a puertas cerradas. El juez Sergio Chimpén, luego de 9 horas de audiencia, declaró fundado el pedido del fiscal anticorrupción Julio Taboada.PUEDES VER: Chiclayo: impiden acceso a la prensa a audiencia de general investigado por cupos a empresarios

El sustento fiscal se divide en tres puntos: el primero, que las conversaciones entre ambos han sido borradas, por lo cual se necesita una pericia para recuperar información; segundo, peligro de obstaculización porque de ser investigados en libertad podrían identificar a los testigos y atentar contra ellos; y, finalmente, que el delito de cohecho pasivo impropio tiene una pena de 7 años, por lo que se requiere esta medida.

Tras el destape de La República y su remoción del cargo, el alto mando fue detenido el último 28 de julio por agentes de la División de Búsquedas de la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior (Digimin) en el distrito de Lince, en Lima. También su brazo derecho, señalado de ser el encargado de recolectar los pagos, Ray Velásquez Calsín.