El Perú es consagrado al Corazón de la Inmaculada Virgen de la Puerta

El arzobispo de Trujillo y presidente de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), Mons. Miguel Cabrejos Vidarte, O.F.M., consagró el Perú al Corazón de la Inmaculada Virgen de la Puerta de Otuzco durante la Santa Misa celebrada el domingo 10 de setiembre, pidiéndole que la paz y la esperanza reinen en las familias peruanas y en toda nuestra sociedad.

La Solemne Eucaristía se celebró en la Plaza Mayor de Trujillo con la presencia de la Sagrada Imagen de la “Mamita” y fue presidida por Mons. Miguel Cabrejos y concelebrada por Obispos invitados, entre ellos Mons. Juan Carlos Vera, Obispo General Castrense del Perú; Mons. Pascual Benjamín, Obispo Prelado de Huamachuco; Mons. Isaac Martínez, Obispo de Cajamarca; Mons. Francisco Castro Obispo Auxiliar de Trujillo, el Rev. P. Guillermo Inca, Secretario General de la CEP y sacerdotes de esta Arquidiócesis.

A este acto religioso también asistieron autoridades locales y regionales y miembros de la Hermandad Virgen de la Puerta de Otuzco.

Monseñor Miguel hizo el acto conmemorativo de la Coronación Canónica con la primera corona entregada por el Papa Juan Pablo II en 1985. Luego se dirigió a la Bendita e Inmaculada Virgen de la Puerta y le pidió de manera especial que cese la delincuencia, los homicidios, la violencia contra la mujer, que se respete la sacralidad de la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

“Te pedimos que en las familias y en la sociedad reine la paz, la armonía, el diálogo constructivo y el respeto mutuo, que nuestros hogares sean Iglesia doméstica y reflejo del hogar de Nazareth. Por eso, Reina de los Ángeles, de los Santos de los Cielos y de la Tierra, consagramos a todos los fieles del Pueblo Peruano a tu inmaculado corazón”, suplicó el Pastor.

Ante los miles de fieles reunidos en esta Plaza Mayor, Mons. Miguel resaltó la fe y la confianza que los devotos depositan en la Madre de Dios, cuya visita pastoral a Trujillo se realiza con motivo del Quinto Aniversario de su Coronación Canónica a manos de su Santidad, el Papa Francisco, quien la declaró “Madre de la Misericordia y la Esperanza” en el 2018.

Luego de la Santa Misa, se realizó el multitudinario recorrido procesional por el perímetro de la Plaza Mayor de Trujillo con la Sagrada Imagen de la Virgen de la Puerta, acompañada por las delegaciones de negritos y gitanos.

La Arquidiócesis de Trujillo agradece a los medios de comunicación por su apoyo con la difusión de esta actividad religiosa.

About Author

spot_imgspot_img
Causa Justa

Destacadas

Artículos Relacionados