Gobernador regional de La Libertad en funciones, David Calderón de los Ríos, solicitó mayor atención del Ministerio del Ambiente para dar una pronta solución a los graves problemas ambientales.

La Política Regional Ambiental de La Libertad está alineada a la Política Nacional del Ambiente, sin embargo, su cumplimiento se ve limitada por las normas de carácter nacional que impiden tomar una acción y sanción efectiva contra quienes comenten delitos ambientales, afirmó la máxima Autoridad Regional durante la inauguración del Taller «El Sistema Nacional de Gestión Ambiental y el desempeño de las funciones ambientales a nivel descentralizado».

La Directora  General de Políticas e Instrumentos de Gestión Ambiental del Ministerio del Ambiente,  Raquel Soto Torres, recibió la demanda de la autoridad regional para encontrar una rápida solución a problemas como la contaminación de las aguas por la minería ilegal, caso río Moche, la presencia de carboneras en el Alto Salaverry, y la inadecuada disposición final de los residuos sólidos y efluentes domésticos.

Sobre el río  Moche, la Gerente  Regional del Ambiente declaró que con D.S. 204-2020-PCM, ha sido declarado en estado de emergencia por el inminente peligro de la contaminación de aguas superficiales sin lograr una acción efectiva de las instituciones competentes a nivel nacional.  «Esta tarde con la asistencia técnica del Minam y del proyecto Megam de la Cooperación Canadiense formaremos el Grupo Técnico de Minería dentro de la Comisión Ambiental Regional de La Libertad», concluyó.