La sorpresiva rotación de un momento a otro de 15 policías a la Unidad de Tránsito y Seguridad Vial (UTSEVI) de la Tercera Dirección Territorial Policial de La Libertad está bajo la lupa.

La remoción es materia de investigación por parte de agentes de Inteligencia, toda vez que la medida no tendría asidero. Se trata de agentes de suboficiales de primera, segundo y tercera que laboraban en diferentes unidades y que, sin justificación alguna, fueron dispuestos a cumplir servicios en la unidad policial motorizada de Tránsito.

La situación se agrava a un más teniendo en cuenta que varios de estos efectivos rotados tienen un legajo profesional muy cuestionado, con graves denuncias de por medio, según indicaron fuentes policiales consultadas por Causa Justa.