Peligran casos sobre repartija de bienes y terrenos en Beneficencia de Trujillo

Mario Reyna Rodríguez ya tomó las riendas de la Municipalidad Provincial de Trujillo en reemplazo del suspendido alcalde Arturo Fernández Bazán. Hoy, por la mañana, juramentó de manera oficial. Lo hizo rodeado de sus allegados y personal de confianza en ceremonia pública. Con su asunción en el cargo, el tablero de ajedrez para mover y deshacer las piezas está sobre su mesa.

Mario Reyna está en su absoluto derecho de colocar a sus alfiles y peones, llámese personas de su entera confianza, en las gerencias y puestos claves que él considere. Sin embargo, hay un caso sensible, donde no debería meter sus manos, toda vez que podría generarse un escándalo y sospechas sobre el buen accionar de su gestión, teniendo en cuenta la magnitud de los casos que allí se ventilan y que, actualmente, están bajo la lupa, bajo absoluta reserva, de dos fiscales, uno local y otro nacional, la Contraloría General de la República y el Congreso: los bienes de la Beneficencia Pública de Trujillo.

¿BENEFICIANDO A QUIÉN?

En la gestión anterior a la de Arturo Fernández Bazán, es decir en la de José Ruiz Vega, se denunció que en la Sociedad Beneficencia Pública de Trujillo se hizo y se deshizo de bienes inmuebles y terrenos de esta institución dependiente de la Municipalidad Provincial de Trujillo. Estamos hablando de espacios, valorizados en millones de dólares, que le pertenecen a todos los trujillanos, y que pasaron a manos de terceras personas. Todo esto con la anuencia sospechosa de personal de confianza que José Ruiz Vega colocó en puestos claves en la Beneficencia Pública de Trujillo.

ES SU DEBER. Hasta ahora ningún regidor, salvo algunos, se ha preocupado por investigar el festín de bienes de la Beneficencia que se dio en la gestión anterior.

“ES GRAVÍSIMO”, DIJO

Arturo Fernández, si algo hizo bien, es que se preocupó por este tema y designó, a través de una resolución de Alcaldía, en agosto del año pasado, al abogado Percy Rosario Martell como presidente del Directorio de la Sociedad de Beneficencia de Trujillo. Rosario Martell cumplió y cumple su trabajo a cabalidad, precisamente, en velar por estos bienes y terrenos en cuestión para evitar que terminen en manos de terceras personas; sin embargo, todo hace indicar, que, por alguna razón, el abogado no es del agrado del ahora alcalde Mario Reyna Rodríguez y lo terminaría por retirar del cargo, colocando a otra persona.

COHERENCIA SE LE PIDE. Mario Reyna expresó, en sesión de Concejo, que era inaceptable el festín de bienes en la Beneficencia. Ahora pretendería traerse todo abajo.

Esto a pesar de que Percy Rosario Martell ha demostrado, de manera contundente, que está dispuesto a defender lo que le pertenece a todos los trujillanos. De eso lo saben, perfectamente, el propio Mario Reyna Rodríguez. El 27 de diciembre del 2023, Rosario Martell se presentó en una sesión de Concejo de la Municipalidad Provincial de Trujillo, donde dejó atónitos a todos sus miembros, incluido al ahora reemplazante de Arturo Fernández en el sillón municipal.

El aún presidente del Directorio de la Beneficencia Pública de Trujillo detalló caso por caso como es que en la gestión anterior de José Ruiz se permitió que casonas, bienes inmuebles y terrenos, valorizados en millones de dólares, pasen a terceras personas con contratos amañados. Además, dio alcances de cómo es que viene dando pelea para que todo esto se revierta. Son cerca de seis casos emblemáticos. Rosario, con todo su equipo, conoce cada uno de ellos y no solo está velando por los mismos en el área penal, sino también en lo civil y en lo administrativo, con amenazas de muerte de por medio, de acuerdo a fuentes consultadas por Causa Justa.

FRONTAL. Percy Rosario Martell expuso la gravedad de los casos que actualmente es investigada por una Fiscalía nacional y local.

En la sesión de Concejo, el mismo Rosario, incluso, advirtió que, desde la Procuraduría Pública de la Municipalidad Provincial de Trujillo, a cargo del abogado Martín Salcedo Salazar, no se estaba ejerciendo una defensa contundente de los intereses de la entidad municipal. En la sesión de Concejo, en la que se presentó Rosario Martell, los regidores Miguel Gonzales Rosell y el propio Mario Reyna Rodríguez se indignaron por el festín de bienes inmuebles y terrenos de la Beneficencia que se realizó en la gestión de José Ruiz.

DENUNCIA. En sesión de Concejo, Rosario Martell denunció el festín de terrenos y casonas de Beneficencia.

“Es un tema gravísimo, que incumbe a bienes municipales, que estamos hablando de mucho dinero, de una pésima gestión administrativa que está ocasionando perdidas irreparables para el patrimonio municipal”, dijo aquella vez Mario Reyna sobre todo lo expuesto por Rosario Martell.

NO SERÍA COHERENTE

De modo que en caso de que Mario Reyna cambie al presidente de la Beneficencia Pública de Trujillo no tendría sentido y no sería nada coherente de su parte. Lo que, si se sabe, y de muy buena fuente, es que varios involucrados en este festín de bienes en la Beneficencia se han acercado al ahora alcalde, incluso uno de ellos, que posee una casona pública, con un contrato que se ha extendido en el tiempo a lo largo de las últimas gestiones, se le ofreció como su asesor en temas culturales y de manejo de medios de comunicación a nivel nacional, tal como lo ha hecho siempre con cada alcalde de turno con el objetivo de seguir regentando el bien de la Beneficencia que actualmente ocupa.

CUIDADO. Mario Reyna debería filtrar quién se pone a su derecha, pero sobre todo a su izquierda.

Causa Justa intentó comunicarse con Rosario Martell; sin embargo, se negó a declarar. Se supo que prefiere mantenerse al margen debido a que integrantes del Ministerio Público le han solicitado absoluta reserva de los casos que están en investigación. Con el que sí hablamos fue con Mario Reyna, cuya entrevista será reproducida en el portal de Causa Justa, así como cada uno de los casos de los bienes de la Beneficencia que están en poder de personas, cuando estos deberían estar en manos de los que realmente lo necesitan. Está más decir que, coincidentemente, los constantes cambios que se dieron antes en la Beneficiencia no permitieron que todo este festín de casonas y terrenos salga a la luz pública.

About Author

spot_imgspot_img
Causa Justa

Destacadas

Artículos Relacionados