Supervisan alimentos distribuidos en colegios por Qali Warma

La Fiscalía Provincial Especializada de Prevención del Delito (Fisprev), dirigida por la fiscal provincial Leyden Alvarado Olaya, tomó una iniciativa crucial para asegurar que las provisiones en las instituciones educativas cumplan con las normativas sanitarias vigentes. Este esfuerzo se manifestó en un operativo de supervisión riguroso, abarcando varios distritos y focalizando en los almacenes de colegios que distribuyen alimentos a miles de estudiantes.

La inspección más reciente, realizada en los distritos de Florencia de Mora y El Porvenir, reveló una realidad mixta que pone de manifiesto los desafíos y avances en la gestión de alimentos en entornos educativos. En la Institución Educativa Indoamericano de El Porvenir, aunque los productos como galletas, arroz y aceites mostraron cumplir con las normativas de etiquetado, registros sanitarios y fechas de vencimiento, los inspectores encontraron deficiencias en las condiciones de limpieza del entorno donde se almacenan y preparan estos alimentos.

Similares hallazgos se observaron en la Institución Educativa Jorge Basadre Grohmann de Florencia de Mora, donde, a pesar de que los alimentos almacenados cumplían con las regulaciones básicas, la infraestructura física y las prácticas de almacenamiento presentaron deficiencias. Estas condiciones no solo ponen en riesgo la integridad de los alimentos, sino también la salud de los estudiantes que dependen diariamente de estos programas de nutrición.

Ante estos hallazgos, la Fiscalía ha emitido recomendaciones específicas a los directores de estos establecimientos, instándolos a mejorar las prácticas de limpieza y mantenimiento. Además, se ha hecho un llamado a la unidad territorial del programa Qali Warma para que tome cartas en el asunto y garantice que los colegios cumplan con las directrices establecidas para la correcta manipulación y almacenamiento de alimentos.

About Author

Causa Justa

Destacadas

Artículos Relacionados