Trujillo: ola de extorsiones se desborda y nadie hasta ahora la detiene

Trujillo enfrenta una escalada alarmante de violencia relacionada con la extorsión, con reportes de ocho ataques semanales que incluyen el uso de explosivos contra empresarios, poniendo en vilo la seguridad en la región.

En medio de esta ola de delincuencia, el coronel Víctor Revoredo, jefe de la División de Lucha contra la División Criminal, ha revelado haber recibido amenazas directas de muerte, aunque sin evidencia tangible que corrobore estas intimidaciones, más bien bastante llamativas, donde por ejemplo los supuestos sicarios se delatan, con nombres y apellidos, en mensajes como: “Agenda pendiente: matar a Revoredo”, “vamos a plomearte por 80 mil soles”.

Frente a eso, recientemente, se han registrado incidentes preocupantes que ilustran la gravedad de la situación. Uno de estos sucesos ocurrió en el sector El Milagro, donde se dejó un artefacto explosivo en la residencia de Miller Manuel Varas Rodríguez. Su hermano Erick Alexander encontró una bolsa sospechosa que inicialmente desestimó como basura. Sin embargo, tras una inspección más detallada, descubrió que contenía dinamita junto con un mensaje extorsivo. Miller Varas ha sido víctima de extorsión desde marzo, según los registros policiales.

Un incidente similar se reportó, cuando Sumy Coraima Silvano Silva, al abrir el portón de su taller de estructuras metálicas en El Milagro, encontró un cartucho de dinamita unido con cable de mecha lenta. Junto al explosivo, había un sobre con otra carta extorsiva. Las fuerzas de la Unidad de Desactivación de Explosivos (UDEX) de Trujillo intervinieron para desactivar el artefacto de forma segura.

Estos actos no solo representan un desafío para la seguridad pública, sino que también están teniendo un impacto directo en la inversión y el desarrollo económico de la región, dado que crean un ambiente de inseguridad y miedo entre los empresarios y comerciantes locales.

About Author

Causa Justa

Destacadas

Artículos Relacionados