Concejo Municipal aplaza decisión hasta septiembre por condena en su contra

El futuro político del alcalde de Trujillo, César Arturo Fernández Bazán, se mantiene en incertidumbre tras el aplazamiento de la sesión de concejo donde se deberá resolver el pedido de suspensión en su contra. La sesión, que originalmente estaba prevista para realizarse antes del 8 de agosto, fue postergada hasta el 14 de septiembre, generando sorpresa y especulaciones entre los regidores de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT) y la ciudadanía en general.

El pedido de suspensión fue presentado por el abogado Andree Farek Gallo Lezama y está fundamentado en una condena contra el alcalde Fernández por el delito de difamación agravada, que resultó en una pena privativa de la libertad de un año suspendida en segunda instancia. Esta sentencia ha puesto en tela de juicio la permanencia del alcalde en su cargo y ha llevado a que se inicie el proceso de suspensión.

Según la regidora Sandra Trujillo, la Ley Orgánica de Municipalidades establece un plazo de 30 días hábiles para realizar la sesión de concejo desde que se presentó el pedido de suspensión. Sin embargo, el secretario general de la MPT, abogado Wallet Carlos Tineo Espejo, notificó a los concejales sobre el cambio de fecha para el 14 de septiembre, lo que ha generado dudas sobre la legalidad de esta decisión.

El primer regidor de Trujillo, Mario Reyna, manifestó que hasta el momento no ha sido notificado del cambio de fecha, pero adelantó que, de confirmarse, será necesario realizar las consultas correspondientes al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) para determinar si el nuevo plazo se ajusta a las normas establecidas.

Ante esta situación, Reyna llamó a la calma en la población y advirtió sobre los efectos negativos de entrar en disputas y conflictos con la actual autoridad edil. No obstante, no descartó la posibilidad de que los tres cuartos del concejo puedan convocar la sesión en un plazo menor, lo que agilizaría el proceso de suspensión.

Es importante destacar que el regidor Mario Reyna ha sido señalado por el alcalde Arturo Fernández como traidor, lo que añade tensión y complejidad a la situación política en el municipio. Además, Reyna ocupa el primer lugar en la lista para reemplazar al actual burgomaestre en caso de que se concrete su suspensión, lo que agrega un elemento adicional de interés en este proceso.

El 14 de septiembre será una fecha crucial para la ciudad de Trujillo, ya que se definirá si el alcalde César Arturo Fernández Bazán será suspendido de su cargo o continuará ejerciendo sus funciones. Mientras tanto, la ciudadanía estará atenta a los acontecimientos políticos que rodean este caso, cuya resolución impactará significativamente el rumbo del municipio.

About Author

Causa Justa

Destacadas

Artículos Relacionados