Niño liberteño nos representa en mundial de ajedrez

En las apacibles calles de Cartavio, donde el tiempo parece fluir al compás de la sencillez y el calor de la comunidad, vive un niño cuyo nombre ya resuena en los círculos del ajedrez como una promesa en ascenso.

Dorian, con tan solo 9 años, se ha convertido en el orgullo de su distrito al representar a La Libertad en el próximo campeonato mundial impar de Ajedrez Perú 2024, una hazaña que pocos podrían imaginar a su temprana edad.

Detrás de cada movimiento certero en el tablero y cada medalla ganada, se encuentra el apoyo incondicional de una familia afiliada al programa Juntos, cuyo respaldo ha sido fundamental para allanar el camino hacia el éxito de este joven prodigio.

En una modesta casa de adobe, Dorian encuentra su refugio, rodeado del amor y dedicación de sus padres, quienes son el pilar sobre el que se erige su sueño de conquistar el mundo del ajedrez.

La pasión de Dorian por este juego va más allá de las estrategias y las piezas en el tablero; es un viaje hacia la alegría y el crecimiento personal. Con una dedicación que sorprende tanto a amigos como a extraños, dedica cada minuto libre a perfeccionar su habilidad, acumulando más de 5 horas diarias de práctica intensiva. Su esfuerzo y dedicación le han valido el título de campeón panamericano escolar de ajedrez y más de 30 medallas en torneos de matemáticas, destacando también como el mejor estudiante de su colegio.

Aunque su sueño más inmediato es convertirse en el campeón mundial de ajedrez y ser reconocido a nivel internacional, Dorian también alberga otra meta igualmente noble: aspira a ser neurocirujano, un deseo motivado por su deseo de ayudar a su comunidad y brindarles a sus padres una mejor calidad de vida. Esta combinación de talento, determinación y generosidad lo convierte en un verdadero ejemplo a seguir para todos aquellos que lo conocen.

About Author

Causa Justa

Destacadas

Artículos Relacionados