Asesinan a tres dentro de una camioneta en Otuzco

La desgracia envuelve al centro poblado de Llaugueda (Otuzco) con un manto oscuro de misterio y terror. Tres muertos es el saldo que deja el enfrentamiento entre dos bandos delictivos rivales que se disputan la extracción del oro en esa parte de la sierra de La Libertad.

Tres vidas, tres historias, silenciadas por la violencia armada en un acto que dejó un rastro de luto y preguntas sin respuesta. Una llamada angustiada alertó a las autoridades sobre un enfrentamiento que estaba teniendo lugar en esa zona, un duelo en el que las balas eran las únicas voces que se alzaban. Las fuerzas del orden se apresuraron al centro poblado, en medio de la oscuridad y la incertidumbre.

Lo que encontraron a la salida del centro poblado dejó una escena de horror en su estela. Una camioneta de color plomo, marca JMC de placa de rodaje TCT-893, se alzaba como un testigo mudo de lo que había ocurrido.

En su interior, tres vidas yacían silenciadas por la fatalidad. Sauna Reyes Jorge Luis, de 42 años, Cristobal Mendoza Tantarico, de 36 años, y una tercera persona no identificada, NN, habían sido víctimas de la violencia armada, con impactos de bala en sus cuerpos.

La trocha carrozable cercana también mostraba señales de la tragedia. Dos personas, en un intento por escapar del fuego cruzado, habían sido alcanzadas por las balas. Las heridas en sus cuerpos contaban la historia de la lucha desesperada por la supervivencia en medio de un ambiente de caos y terror.

La comunidad de Llaugueda quedó enmudecida por el horror que había tenido lugar en su seno. El centro poblado de Llaugueda, que solía ser un refugio de tranquilidad en medio de la naturaleza, ahora enfrenta la difícil tarea de lidiar con el luto y el trauma. En Sunarp, la camioneta aparece a nombre de la empresa Constructora Paramax S.A.C.

About Author

Causa Justa

Destacadas

Artículos Relacionados