Repotenciar los órganos jurisdiccionales es una de las acciones que realizará el presidente de la Corte Superior de Justicia de La Libertad, juez superior titular Víctor Burgos Mariños, durante su gestión. Esto con el objetivo de mejorar el servicio de administración de justicia en la región.

«Conozco la demanda de la población que solicitan una justicia más rápida. Pese a los esfuerzos que como familia judicial desarrollamos para cumplir las metas, sé que ellas no reflejan la realidad de la carga procesal que tenemos por ello, gestionaré diferentes acciones para fortalecer nuestro servicio en pro del usuario», expresó el titular de la Corte de La Libertad.

El máximo representante de la justicia en la región indicó que para lograr tal fin gestionará proyectos de inversión para la adquisición de tecnología que brinde el soporte necesario para que el sistema de justicia tanto en Trujillo como en provincias funcione adecuadamente en beneficio de la colectividad liberteña.

Por otro lado, señaló que espera reunirse pronto con el presidente del Poder Judicial, juez supremo titular Javier Arévalo Vela, para exponerle la realidad problemática de este Distrito Judicial de La Libertad con la finalidad de obtener su apoyo y así, optimizar el servicio.

«He solicitado una reunión con el presidente Javier Arévalo para exponerle los puntos álgidos que como Corte de La Libertad tenemos que atender de manera prioritaria. Estoy convencido que el doctor Arévalo Vela nos brindará su apoyo», acotó el presidente Víctor Burgos Mariños.

Además, mencionó que seguirá impulsando la realización de audiencias virtuales que han demostrado efectos positivos para la resolución de procesos de manera eficaz y en corto tiempo. «Un poco más del 90% de audiencias que se realizan en la Corte son virtuales, este es un valor público que ha mostrado cambios sustanciales y beneficios a los litigantes; sin perjuicio de desarrollar también audiencias presenciales con las excepciones de salud que correspondan», puntualizó el máximo representante de la justicia en La Libertad.

Finalmente, manifestó que está evaluando la posibilidad de contar con una Unidad de Flagrancia en Trujillo que permita atender los casos de las zonas aledañas para así, acortar los tiempos en la tramitación de los procesos. «Hemos detectado la brecha de distancia que existe para la atención de los casos de flagrancia por ello estamos evaluando la viabilidad de contar una Unidad de Flagrancia más que permite repartir las competencias de acuerdo a la zona», finalizó el presidente de la Primera Corte del Perú Republicano.