Gracias a las gestiones realizadas por la Municipalidad de La Esperanza ante COFOPRI – La Libertad, en pocos días más de 200 familias de los sectores El Mirador I y El Mirador II obtendrán su tan ansiado título de propiedad. Este documento les permitirá acceder, de manera formal, a servicios básicos como saneamiento y energía eléctrica, que permitirán mejorar notablemente su calidad de vida.

Sobre la noticia, el alcalde esperancino, Martín Namay Valderrama, indicó que lograr estos títulos de propiedad no fue fácil, pues demandó un fuerte trabajo en gestión:
“Es un logro para nuestros vecinos más vulnerables y estamos muy felices por ellos. Son 201 viviendas, cerca de mil personas, de los sectores El Mirador I y II que están siendo empadronadas. Esta gestión en la parte alta ha sido difícil, debido al alto nivel de riesgo de la zona y la pandemia que retrasó el trabajo en campo; tuvimos que esperar la actualización de la norma, luego realizamos los estudios de análisis de riesgo para mitigarlo y avanzar el proceso de titulación. Hoy culminamos el empadronamiento que es la última etapa y en 45 días aproximadamente ya deben aparecer las copias literales en Registros Públicos que será una gran alegría para nosotros, pues pasarán de ser posesionarios a ser ya titulados del terreno donde está su vivienda”, detalló Martín Namay.

CONTINÚAN LAS GESTIONES PARA MÁS TÍTULOS DE PROPIEDAD

Gracias al retorno a las labores presenciales, el alcalde de La Esperanza afirmó que hasta el último día de su liderazgo municipal seguirá trabajando por más títulos de propiedad, como lo ha hecho desde el inicio de su gestión:
“Estos 201 títulos de propiedad se suman a los 800 títulos que logramos hace meses atrás, pero esto no queda aquí, pues pronto llegarán más de otros asentamientos humanos, que en unas semanas ya iniciaremos su empadronamiento.

Prácticamente hablamos de 2 500 títulos de propiedad que lo estamos logrando en las zonas donde es posible, pues hay algunas ampliaciones que son de altísimo riesgo y no se puede dar, pues sus estudios salieron negativos en cuanto a mitigación, y aunque estos últimos son pocos, debemos ser responsables en dar a conocer esto”, finalizó Martín Namay.