Por Gonzalo Gutiérrez

causajusta.pe@gmail.com

Un terrible hecho ha puesto a los equipos de inteligencia de la Policía Nacional en el tope de sus capacidades. Hablamos del secuestro del empresario Luis Alberto Huamanchumo Salvatierra (61), ocurrido el pasado 4 de enero. El señor salió de su domicilio en horas de la mañana y a las seis de la tarde del mismo día, su esposa, recibió una llamada de un sujeto hasta ahora no identificado afirmando tenerlo secuestrado y solicitando la suma de 270 mil dólares a cambio de dejar a Huamanchumo en libertad.

(foto referencial)

Menos de dos horas después, los secuestradores realizaron una segunda llamada. Esta vez se pusieron en contacto con la hermana de Luis Alberto. A ella no solo le informaron del secuestro, sino que adicionalmente le enviaron fotos vía Whatsapp de su hermano como prueba de que efectivamente se encontraba privado de su libertad. Después de eso, los malhechores no volvieron a comunicarse.

(foto referencial)

Fue justamente la hermana de la víctima que efectuó la denuncia en el Complejo Policial de San Andrés, y actualmente se encuentran trabajando cuatro equipos de Inteligencia y la Unidad de Secuestros y Extorsiones de la División de Investigación Criminal de Trujillo para dar con el paradero de Huamanchumo y de sus victimarios. No obstante, todo parece indicar que será una ardua labor; ya que incluso se ha solicitado el apoyo de personal que radica en Lima.

(foto referencial)