La congresista de la República por la bancada de Alianza Para el Progreso, Magaly Ruíz Rodríguez, presentó un proyecto de Ley de reforma constitucional del artículo 95° de la Constitución para permitir la renuncia excepcional al cargo de congresista.

«Artículo 95.- El mandato legislativo es irrenunciable. Excepcionalmente el Congreso autoriza la renuncia fundamentada en causa justa que impida al solicitante el cumplimiento de sus funciones públicas quedando, además, impedido de participar en cualquier elección popular que se realice luego que fuese aceptada.” Señala la modificación en el referido PL.

La parlamentaria señaló que, ahora, los congresistas que exclaman su necesidad de irse por medio de discursos vacíos y «nunca se van» cuentan con la posibilidad de renunciar al mandato legislativo y respetar la voluntad del popular.

«Señores congresistas, colegas que pregonan irse y nunca se van, ya no habrán excusas, ahora ya no habrán más pretextos dentro de esta institución, con esta ley tienen las puertas abiertas para actuar y si tanto quieren irse agilicemos este PL para que sea aprobado en el Pleno del Congreso y se haga ley lo más antes posible» aseveró Magaly Ruíz Rodríguez.

Para que la renuncia al mandato legislativo proceda se debe contar con la aprobación del Pleno del Congreso, impidiendo al congresista renunciante el cumplimiento de sus funciones públicas y además, quedando imposibilitado de participar en próximas elecciones populares.

El PL N°4004/2022 señala que se pretende reconocer a los congresistas el derecho para renunciar al cargo sin afectar derechos como el de la igualdad, respeto a su dignidad y de elegir y ser elegido. Así mismo, eliminar la percepción social del blindaje que se le atribuye erróneamente al Congreso de la República al contar con el impedimento de que los parlamentarios puedan dejar el cargo.

“En el aspecto político y social pretendemos reconocer a los congresistas el derecho para renunciar al cargo como una medida necesaria para no afectar otros derechos fundamentales como el de la igualdad, primacía de la persona humana, el respeto de su dignidad y elegir y ser elegido; el mismo que debe ser limitado en tanto y en cuanto también es necesario proteger la voluntad popular que llevo al renunciante al cargo que abdica. De la misma manera, la imagen institucional del Congreso de la República en tanto la renuncia eliminará la percepción social de blindaje que se tiene del impedimento para dejar el cargo.” Señala el oficio.

Finalmente, con la iniciativa propuesta por la congresista Magaly Ruíz Rodríguez, se pretende solucionar problemas derivados de la irrenunciabilidad del cargo de congresista, y priorizar la voluntad popular de elección.