Elecciones de tiñeron de sangre. Un hombre de 38 años de edad fue asesinado de un disparo en el pecho cuando se produjo un enfrentamiento entre simpatizantes de agrupaciones políticas que denunciaban presuntas irregularidades en el resultado de las elecciones en el distrito de Marcabal, provincia de Sánchez Carrión.

Según refieren medios de comunicación local, Jorge Vargas Ávila (38), rondero de la zona, se encontraba en medio de un disturbio entre ciudadanos donde reclamaban por los votos de sus candidatos. De pronto se escucharon varios disparos y uno de ellos fue a dar en el pecho de Vargas Ávila.

Los demás impactos fueron a dar contra otros asistentes, quienes también fueron evacuados a un centro de salud local. Trascendió que personal del Ejército Peruano estaba a cargo de la seguridad del proceso en esta jurisdicción del ande liberteño.

En otro momento se confirmó que los involucrados en estos actos serían miembros de las agrupaciones políticas Perú Libre y Fortaleza Perú, quienes antes de los disturbios se apoderaron ilícitamente del material electoral del colegio Toribio Rodríguez de Mendoza.

La Policía y la Fiscalía ya investigan el hecho para identificar a los vándalos.