Un policía, de apellido Vásquez, quien trabaja en una comisaría de Pataz en la sierra de La Libertad, está actualmente bajo la lupa por supuestamente formar parte de una organización criminal que se dedica a extorsionar a empresarios y transportistas, de acuerdo a una investigación que, de manera reservada, realiza el Ministerio Público.

Se trata de un suboficial de tercera, de reciente egreso de la Escuela de Suboficiales de la PNP de Trujillo, y que estaría detrás de la extorsión a uno de sus colegas de armas, según las pesquisas.

Fuentes fiscales consultadas por Causa Justa indican que la supuesta participación de este agente se destapó luego que uno de los presuntos integrantes de la banda lo señalara como la persona que le había dado todos los datos de su colega, el suboficial de segunda PNP Manuel Hernández Briceño (39), quien actualmente trabaja en la comisaría de Huanchaco, para exigirle una fuerte suma de dinero a cambio de no atentar contra su vida y la de su familia.

El detenido, identificado como Romero Gaytán Santos, de 45 años de edad, fue quien, al verse acorralado con las pruebas, terminó por confesar que era el suboficial de tercera, de apellido Vásquez, quien lo envío a recoger un dinero que le exigían bajo amenazas de muerte al suboficial de segunda Manuel Hernández Briceño, según la investigación fiscal.

Romero Gaytán fue arrestado por personal del Escuadrón de Emergencia y la Sección de Extorsiones de la Divincri en la esquina de la avenida Mochica y calle Los Ciruelos, en Trujillo. Según la PNP, el presunto extorsionador se encontraba al frente del volante del vehículo de placa de rodaje T4B-698, marca Great Wall, color negro, e intento fugar, siendo reducido por el personal policial.

En el lugar se encontraba el suboficial Manuel Hernández Briceño (39), quien portaba fotocopias de billetes, indicando que era víctima de extorsión y que había sido citado en esa zona de la intervención para entregar el dinero exigido por una banda.

Al realizarle registro personal al intervenido se le encontró dentro del bolsillo de su pantalón, cuatro billetes de 100 soles, los cuales coincidían con los billetes fotocopiados por el agraviado. En esas circunstancias, el detenido manifestó que fue enviado a recoger dicho dinero por parte de la persona de apellido Vásquez, quien es un policía en actividad.