EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER Y LA PROSTITUCIÓN

Fecha:

Por Gustavo Benites

Escritor y docente universitario

En julio de 1999 la UNESCO declaró que la violencia contra mujeres y niños es “la más persuasiva violación de los derechos humanos en el mundo de hoy”. La prostitución es una forma de violencia, la más cínica y descarada, amparada por nuestra legislación, en una sociedad hipócrita que vive en gran medida de los impuestos a los burdeles y penaliza a las mujeres que ejercen la prostitución clandestina.

Tan cínica que incluso hoy en algunos países capitalistas se ha agregado a los tradicionales sectores económicos, un nuevo sector: el ¡sector sexo!, junto al sector pesca, minas, construcción, agricultura, entre otros. Luego del tráfico de drogas y la venta de armas de fuego, la prostitución y el tráfico de mujeres y niños ocupa el tercer lugar en hacer dinero globalmente.

Y los que hablan de democracia, paz y orden, son los mismos prostibularios, los turistas sexuales, muchos de ellos pedófilos, figuras públicas en diversos países, incluido el nuestro. }

Lenin era muy contundente cuando afirmaba que una sociedad se mide por la forma en que trata a sus mujeres y a sus niños. Por su parte Flora Tristán exclamaba: “Jamás he podido ver una mujer pública sin ser conmovida por un sentimiento de compasión por nuestras sociedades, sin sentir el desprecio por su organización y odio por sus dominadores que extraños a todo pudor, a todo respeto por la humanidad, a todo amor por sus semejantes, reducen la criatura de Dios al último grado de abyección. ¡La rebajan por debajo de lo brutal!” Y agregaba: “La prostitución es la más horrorosa de las plagas que produce la desigual repartición de los bienes de este mundo. Esta infamia marchita la especie humana y atenta contra la organización social más que el crimen. Los prejuicios, la miseria y la esclavitud combinan sus funestos efectos para producir esta sublevante degradación”.

Las precisas palabras de Flora no admiten réplica y harían bien en hacer suyas todas las mujeres que se han dejado domesticar por una propaganda patriarcal, sexista y machista, que alaba la opción sexual por el meretricio, cuando está demostrado hasta el hartazgo que la prostitución es un problema fundamentalmente socioeconómico y que la mujer que la ejerce es una víctima y el prostibulario un delincuente que abusa de su poder, de su dinero y de su desenfreno.Y

Y a estos delincuentes nuestra legislación debería penalizarlos, siguiendo el ejemplo de Suecia que logró, en su momento, disminuir en 80% el ejercicio de la prostitución. En 1999 este país aprobó una ley que: 1. Penaliza la compra de servicios sexuales y 2. Despenaliza la venta de dichos servicios.

Entre los fundamentos de la ley se planteaba: «En Suecia la prostitución es considerada como un aspecto de la violencia masculina contra mujeres, niñas y niños. Es reconocida oficialmente como una forma de explotación…, y constituye un problema social significativo… la igualdad de género continuará siendo inalcanzable mientras los hombres compren, vendan y exploten a mujeres, niñas y niños prostituyéndoles». ¿Qué dicen a esto nuestros cristianísimos gobernantes? ¿No sería hermoso que un día se apruebe en nuestro país una ley semejante a la sueca y se promulgue un 8 de marzo de un año que no debe tardar? Entonces celebraremos.

Comparte:

spot_img

Populares

Información recomendada
Relacionadas

Roban medio millón de soles del depósito de la Policía Nacional

La denuncia fue presentada por Gabriel Vereau Sánchez, de...

Delincuentes asaltan a una familia en la carretera

Por Claudia CarranzaUna familia vivió la peor pesadilla de...

Acuña anuncia shock de inversión de 40 millones en educación en el 2023

El gobernador César Acuña, en una reunión de trabajo...

Venezolano era el terror de los transeúntes

Un hombre, de aproximadamente 25 años de edad, fue...